Preguntas frecuentes sobre el testamento

Es un acto personalísimo revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos y declara o cumple deberes para después de su muerte. Así cuando la persona muera los bienes y propiedades declarados en su testamento serán adjudicados a las personas que fueron designadas por el testador en la forma y la proporción de su designación.

Hay dos tipos de testamentos:

Testamentos a título universal: es cuando se transmite a los herederos la totalidad de los bienes, derechos y obligaciones en los porcentajes que se designe. Basta con que se le diga al notario que desea heredar todos sus bienes a una sola persona, que por lo general es al cónyuge, o por partes iguales para los hijos, en caso de que falte el cónyuge.

Testamento a título particular: Se conoce también como legado y consiste en heredar bienes determinados, servicios o prestaciones concretas e individuales a una o varias personas. El legado se hace de acuerdo con las instrucciones específicas del testado, por lo cual es necesario que proporcione los datos precisos de los bienes que desea legar a cada heredero.

El testamento es la mejor forma para proteger a los hijos menores de edad o discapacitados, designando a un tutor que tenga el cuidado y la guarda de su persona y bienes.

Sólo tú, en pleno uso de tu capacidad, conciencia y libertad puedes otorgar testamento. Nadie puede hacerlo en tu nombre y no podrás hacerlo si por enfermedad o accidente pierdes tus facultades mentales o la conciencia. Por ello recomendamos otorgar testamento sin importar la edad.

No, ninguna carta o documento, aún cuando lleve tu firma, sirve para transmitir tu voluntad a tu muerte. El testamento es la única forma legal, segura y eficaz para designar a los legítimos herederos de su patrimonio.

Los herederos son quienes reciben la herencia en las proporciones o porcentajes que el propio testador haya decidido.

El legatario es el heredero de un bien particular, un objeto determinado o una cantidad de dinero específica.

Es la persona a quien se encomienda cumplir cabalmente la voluntad del testador plasmada en el testamento.

Las funciones básicas del albacea son:

  1. Formular el inventario que debe incluir el activo, es decir, los bienes y derechos, así como el pasivo, que comprende las deudas del difunto.
  2. Administrar los bienes de la herencia hasta su entrega a los herederos o legatarios.
  3. Pagar, con cargo a la herencia, las deudas del difunto y cumplir los encargos que le haya señalado el testador en el testamento.
  4. Repartir y adjudicar la herencia entre los legatarios y herederos de acuerdo a lo establecido en el testamento.
  5. Defender la herencia y la validez del testamento y representar los intereses del testador o de los herederos en todo juicio que deba promoverse en su nombre o que se haya promovido en su contra.

Si tienes hijos menores de edad o con discapacidad, puedes nombrar en tu testamento a uno o más tutores para que a tu muerte cuiden de tus hijos y los bienes de éstos. Por su parte, los curadores se encargarán de vigilar el adecuado desempeño de la tutela.

En casos como éstos la ley considera la sucesión legítima, que podrá ser llevada por un Notario o un Juez, en la que éstos aplican las normas correspondientes para determinar quiénes son los herederos legítimos y su prelación; es decir, en estos casos la ley establece qué personas heredarán los bienes a través de una serie de reglas que buscan favorecer a los familiares más próximos. Es importante señalar, que la sucesión legítima puede ser complicada, por lo que se recomienda en todos los casos realizar un testamento.

Es un acto por el cual se le reconoce a una persona el derecho a que se le adjudiquen los bienes que en su caso tenga derecho por la disposición que el testador haya dispuesto para después de su muerte.

En caso de que la voluntad sea intestamentaria se le adjudicarán los bienes de la masa hereditaria a quien ante el juez pruebe su legítimo derecho para recibirlos de acuerdo a lo que el código civil de cada entidad disponga.